Miembros Honoríficos del Foro Iberoamericano de las Artes

Ciudad de Panamá, 2017

Distinguido propulsor de la música, se inició en este campo desde los ocho años cuando residía junto a la plaza Herrera, cerca del antiguo Conservatorio Nacional de Música y Declamación. Desde temprana edad, sus padres vieron que tenía cierta inclinación por la música, al observar a la orquesta de estudiantes y profesores cuando practicaban en la planta baja del Conservatorio.

El compositor-arreglista manifestó que comenzó a aprender guitarra, debido a que no podía adquirir lo que más le gustaba: el piano. Fue estudiante del maestro Tobías Plicet y aprendió a utilizar el piano-acordeón.

Como compositor, realizó la música, en los años sesenta, de la obra de “Sabor Folclórico: dos noches y una madrugada”, en la que se incluyen temas de compositores vernaculares y de otros tradicionales. Junto al polifacético folclorista, Edgardo De León, compuso las obras “La Tepesa” y “Las lavanderas”. Entre otras piezas que creó, se encuentra la música para el Ballet Victoriano, Fugas para cuarteto de cuerdas.

Edgardo Quintero ha incursionado también en la creación musical con sus Himnos escolares, la Fuga escolástica, Tres Espectáculos Folclóricos, entre los que sobresale “Dos noches y una madrugada”.

Ha participado como compositor y arreglista en Festivales de Música como el de la OTI y el de Viña del Mar.
Su Punto “Santa Librada” de 1966, aparece en el disco “Así suenan mis Raíces”, grabado por la Orquesta Sinfónica de Panamá en 2001.

Eduardo Esteban Charpentier De Castro, nació el 12 de marzo de 1927. Es un músico panameño, flautista, profesor, investigador, gestor cultural, compositor y director de orquesta de música clásica.

Comenzó sus estudios en casa con su padre y maestro, Eduardo Charpentier Herrera, para proseguirlos en el Conservatorio Nacional de Panamá de Música y Declamación. Debido a su excelencia académica y artística, fue becado por el gobierno de Panamá para unirse a la Universidad de Chicago de Artes Escénicas de Roosovelt. Más tarde ingresó a la Escuela de Música Eastman de la Universidad de Rochester (Nueva York), y perfeccionó sus estudios en el Conservatorio Nacional de Música y Danza de París, especializándose en Dirección de Orquesta. Obtuvo el grado de Doctor en Filosofía con especialidad en Música y Educación, por la Universidad de Columbia del Pacífico en San Rafael, California.

Ha dirigido profesionalmente, la Orquesta Sinfónica Nacional de Costa Rica, la de Birmingham, la de Puebla y la de Guanajuato. En Panamá, ocupó el cargo de Director Titular de la Orquesta Sinfónica Nacional, desde septiembre de 1966 hasta junio de 1988. Desde 1971 fue Director Asesor del Conservatorio Nacional de Música. Como docente, ha impartido clases en el Birmingham Conservatory of Music y en el Birmingham Southern College. En la Universidad de Panamá, fundó el Departamento de Música en 1972 y la Orquesta de Cámara en 1992.

Como reconocimiento internacional a sus actividades como profesor y director de orquesta, Charpentier De Castro fue elegido miembro de la Asociación Nacional de Compositores y Directores de Orquesta de Nueva York en 1960.

Fue galardonado con la Orden de Vasco Núñez de Balboa en el grado de Gran Oficial por el gobierno de Panamá (Periodo de Mireya Moscoso).

Desde 2004, es director de la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Panamá. Su obra está conformada por, aproximadamente, 70 composiciones de solos, orquesta de cámara y orquesta sinfónica, y ha grabado 2 CD’s con la Orquesta Sinfónica de Panamá.

Maestro Luis Efraín Castro

El saxofonista y oboísta Luis Efraín Castro, nació el 28 de agosto de 1935 en el barrio de Juan Díaz, de madre aguadulceña y padre capitalino.

Mostró interés por la música desde sus primeros años, hasta que, a los 16 años, comenzó a estudiar saxofón en el Conservatorio Nacional bajo la dirección del maestro Víctor Guillén. Fue alumno de Eduardo Charpentier (padre), quien le animó a que continuara con el oboe. Recibió clases de Jay Light, miembro de la Orquesta Sinfónica de Filadelfia y, en Estados Unidos, estudió con el maestro Roger Fedelleck.

Ha sido solista con diversas orquestas dentro y fuera del país, bajo la dirección de maestros como Armando Boza, Clarence Martin, Marcelino Álvarez y Emilio Sempris. En la Orquesta Sinfónica Nacional de Panamá fue el primer oboe durante 25 años. Asimismo, perteneció a la orquesta Clarence Martin en el Hotel Panamá, donde vivió grandes momentos acompañando a artistas de la talla de Celia Cruz, Daniel Santos y Marco Antonio Muñiz, entre otros.

Efraín Castro no solo ha destacado en el mundo de la música, sino también en el de la educación, al ocupar el puesto de decano y vicedecano de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Panamá, donde ayudó a impulsar el buen estudio de las artes, además de ser profesor en el Instituto Fermín Naudeau.

Tocó en las Naciones Unidas en el Año de la Paz, y ha participado en el Festival Centroamericano de la Música con sede en Nicaragua.
Desde 2010 es Director de la Orquesta de Cámara de La Universidad de Panamá, la cual se ha presentado en distintos escenarios dejando patente la elevada calidad de músicos que tiene la institución.

Sandra Sandoval

Sandra Sandoval nació el 10 de abril de 1970, en el pueblo de Monagrillo, Provincia de Herrera. Es graduada de la Licenciatura de Derecho y Ciencias Políticas. Fue elegida Mujer del Año en 1998.

Inició su carrera artística desde niña, asistiendo junto con su hermano, el acordeonista Samy Sandoval, a diversos festivales nacionales. Se ganaron al público inmediatamente por su carisma y potente voz. Ambos, innovaron el estilo de canto de cumbia panameña, donde la voz femenina hacía de “cantalante”. Con ellos, nació un ritmo fresco donde la voz principal era, ahora, la femenina. Este nuevo estilo fue del gusto de los panameños de todos los estratos sociales, logrando así las primeras posiciones radiales y discos de platino.

Sandra es codueña, junto a su hermano, de su propio su sello discográfico: SSS RECORDS. Además, realizan giras de asistencia social en apartadas regiones del país.

Sus presentaciones abarcan escenarios de toda la geografía nacional panameña, además de Estados Unidos y Europa, siendo excelentes embajadores de nuestra música folclórica.

Entre los éxitos de Sandra Sandoval, destacan: “Brindemos por lo nuestro”, “La mujer superficial”, “La gallina fina”, “Oiga el viejo pa’jodé” y “Lo que no dá se deja” y, el más reciente, el “Soba Soba”.
Han sacado al mercado 15 álbumes, y han vendido más de 30 mil discos. Además, el dúo, posee un disco de platino.